viernes, 16 de julio de 2010

Gato Verde parisino.


La famosa gastronomía francesa ronda las calles tapatías, como gato escurridizo que busca un lugar seguro donde resguardarse en las horas impropias para su abundante pelaje; el chef Bernard Resve, parisino, eligió la cocina y la atmósfera de el mítico Gato Verde con sus treinta y seis años de historia. y calladamente como buen felino de estirpe va marcando sus territorios gastronómicos con platillos exquisitos de su rica y famosa cocina.

Hace poco tiempo supé del regreso del chef por tierras tapatias, este viernes tuvé oportunidad de llegar a comer al local que por años ha ocupado un lugar especial en la noche bohemia tapatia, la sensacion es curiosa, un bar visitado en muchas ocaciones y que solo ilumina lo suficiente para ver por donde se camina, de dia se convierte en un agradable espacio para comer al mas puro estilo parisino, los muros del lugar forrados de piel, viejos espejos ovales y algunos cuadros originales de pintores desconocidos, así como las pequeñas mesas para dos personas, han hecho de este espacio el refugio gourmet del chef solo faltaría encontrar un Ratatouille para sentirse
en Paris.


El menú de tres tiempos cambia cada día de martes a viernes, hoy fue ensalada fresca de lechugas, zanahoria cebolla y aceitunas acompañada de un aderezo a la vinagreta perfectamente equilibrado, para continuar con risoto al perejil con lonja de lenguado al vino blanco crema y especias horneádo lentamene y bañado en crema lentamente elaborada

La propuesta cierra con fresas en crema y jugos de manzana cocida


Esta es una de las sorpresas que en la ciudad puedes esperar

3 comentarios:

CM dijo...

Excelente! me encantó. Y me muero de envida, me debes una.

Mely dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mely dijo...

Menú variado, excelente cocina, atención personalizada, ambiente informal y bohemio. Y, por si esto fuera poco, a un costo verdaderamente accesible!